Chico Requena.

Chico Requena airea sus ‘Trapos sucios’

Los cómicos son los únicos con la capacidad de denunciar todavía que el emperador está desnudo. Ya que murieron los periodistas, sólo quedan ellos. Chico Requena desde su retiro espiritual de Villaprefieroelmar tiene un chascarillo profundo para cada cosa. Está con una brillantez de siglos en su palabra y con unas ganas de juglar recién estrenado. Pronto, muy pronto, estrenará en el Liceo de Málaga su nuevo show ‘Trapos Sucios’ (comprar aquí) donde se va a desquitar con su pasado y va a poner algunas cosas en su sitio. Porque lo dicho; los cómicos son los únicos que siguen teniendo la palabra. En este caso, jugamos a lavar.

¿ Qué trapos sucios no airearías en público?

Ninguno. Todo mis trapos sucios se pueden airear en público. Me acuerdo de un cuento de Jodorowsky. De un maestro que le dio una gallina a cada uno de sus alumnos y les dijo que fueran a matarla donde nadie los viera. Uno la mató bajo el agua. Otro en un cuarto oscuro… Así hasta uno que le dijo que no la había matado porque si él la mataba, ya lo veía alguien. Con esto te quiero decir que en este momento no tengo nada que esconder por muy crudo que sea.

¿ Eres muy de nadar y guardar la ropa?

Nada, que va. Debería de nadar más porque eso estiliza (risas). Me gusta ver a la gente nadar mientras bebo cerveza pero de guardar la ropa nada porque me encanta ir en pelotas.

Busca compara y si encuentra algo mejor…

Me lo quedo. Pero me quedo eso y lo que tenía antes. No descambio las cosas. No me gusta. Siempre tengo la idea de que voy a adelgazar y me compro ropa, que a sabiendas de que no me a estar bien nunca la tengo en el armario y me la guardo para momentos especiales (risas). Y la gente me ve y me dice, “eso te queda justillo eh”, pero me la pongo.

¿ Cuál es tu milagro antigrasa? 

Umm. Es cierto que hay una afición por la grasa. Porque en ella está la esencia de cualquier cosa. Y yo tengo muchas cosas para decir hola a la grasa. Me gusta evitar todo lo que no la tenga. Trato de evitar todo aquello que no la tiene. Es un mecanismo interno. De algún modo entiendo que en la grasa está la gracia y quedarte sin ella es quedarte hecho un sieso. Creo que la grasa es la gracia de las cosas.

¿ Qué cualidad es con la que lavas más blanco?

Con el corazón, con el amor, con la bondad. No hay manera de lavar más blanco. Pero luego la cabeza es la que realmente te lleva a lo que tú quieres. Realmente hoy día en la sociedad tenemos una falta de entendimiento y de comunicación que ya el psicoanálisis, eso que parece que la gente lo desprecia porque es más de Jung, que también tenía cosas cojonudas. Ambos las tenían. La gente no para de decir lo que opina o piensa pero hay poco entendimiento. Ahora hay muy poca costumbre de preguntar al otro qué significa esto, por el hecho de aprender o de despejar las dudas que he sentido al oírlo. No hay mejor cosa que solucionar las dudas en el momento, no dejarlo para mañana. Eso oscurece. Dejar las cosas para luego. A mí no me gusta eso. Me gusta aprenderlas en el momento. Eso blanquea de maravilla.

¿ Eres un campeón contra las manchas?

(Risas) Soy un campeón manchando, de las manchas. De hecho me gustaría crear una línea de ropa con manchas. Hoy me he puesto de limpio pero te juro que no hay día que no vista con alguna. Me parece superestético. Se está perdiendo. La gente dice que qué vergüenza una mancha. ¡Qué vergüenza joe!

¿ Cuándo el frotar se va a acabar?

Uff. Eso es complicado, no se acaba. Porque el roce hace el cariño. Es impensable.

Donde hay cal hay…

Hay vida. Hay sal y eso es vida. Es alegría. A mi me gustan las cosas imperfectas y no creo en las perfectas.

¿ No engaña nunca el algodón?

Engaña el algodón, engaño yo, engañas tú, engaña un niño con tres años. Engañamos todos. El engaño es la única forma de llegar a la verdad. Es impensable. Como la luz y la sombra. Son necesarios.

¿ El poder es rosa?

¿Kalia action? (risas) El poder es negro y blanco. El rosa es una medianera.  Es ese lado el edificio que no tiene ventanas, que está esperando que alguien se le ponga al lado. Pero no, el poder no es rosa. Rosa es el optimismo desbocado, desenfrenado. Eso sí es rosa. El poder es de extremos. Ahora no están haciendo ver que es pajizo pero ya te digo yo que es negro, negro, negro. El oscurantismo es lo que cunde. El mayor de los miedos es a nosotros mismos. Estoy convencido de un tiempo a esta parte que esos miedos pueden ser nuestros mejores aliados. Nos puede ayudar a ser mucho mejores. Yo he huido mucho de mi pero un día me di la vuelta y dije qué me va a pasar.

¿ Qué virtud elimina mejor la suciedad y los malos olores?

Te he dicho que aunque el mendigo vista de harapos en su pecho alberga una joya. La suciedad y los malos olores tienen más que ver con la verdad que con la mentira. Muestran algo inevitable. Y cuando uno llega ahí ya solo puede cambiar de rumbo. Es como en Show de Truman, cuando toca la pared. Sólo te queda volver o buscar otro camino. La mentira y el mal olor son producto de haber tocado fondo y a partir de ahí empieza lo nuevo. A veces se dice han caído siete bombas en tal sitio. Pero a partir de ahí se construye. Estoy convencido de que la suciedad y mal olor son la señal de que algo acaba pero de que algo empieza después. Subiela decía que era muy curioso que la vida huela a mierda de bebé y la muerte a flores.

¿ La suciedad se va en un bang?

La suciedad se va en un bang y llega en un bang. Llega como se va. Estoy convencido de que todos por muy pulcros que seamos o por más limpios que nos veamos ante los trapos sucios, por más limpieza que mostremos exteriormente más suciedad hay en el interior. No hay guarro que no sea escrupuloso. El guarro piensa que todos son igual que él y por eso no quiere tocar nada que toquen los demás. Es un pensamiento obtuso. El escrupuloso se pega un rascón en el culo y se huele la mano. Es así pero sí la suciedad se va en un bang, igual que llega. Es como torres más altas han caído…

 

No hay comentarios

Publicar un comentario