Jean Pierre Melville.

Jean Pierre Melville, el hombre que vivió en sus películas

El inminente Festival de Cine Francés de Málaga  ha vuelto a señalar una estrella en el firmamento del celuloide. La estrella tiene gabán, luce gafas Armani, sombrero borsalino y responde al nombre de Jean Pierre Melville (Jean Pierre Grumbach en los papeles). El festival decano de Málaga que dirige Hèdi Saïm ha elegido de nuevo a un grande de su cine para dedicarle una pequeña retrospectiva y analizar su trascendencia en la historia del séptimo arte. El año pasado el turno fue para la rubicunda Jeanne Moreau y este año la relevancia del nombre no le va a la zaga.

Es tiempo de asomarse al mejor clásico francés. A uno de sus nombres dorados. Al precursor de la Novelle Vague, aunque él despreciase todo eso.

Estando en el año de su centenario tocaba y lo hará con la proyección de dos películas icónicas de su vida y símbolos muy celebrados de su maestría tras la cámara. Dos películas de su cenit apostólico: ‘Círculo rojo’ y ‘El ejército de las sombras’, dos ejemplos paradigmáticos del cine noir francés, donde el color cyan es la marca de casa, la elegancia de los personajes en claroscuro y los silencios de vidas atravesadas por el lumpen o por la guerra conforman el resto de una paleta de colores muy especial, hecha de cachitos de negrura de este grandísimo director.

En la que podrá verse en VOSE el miércoles, 31, en los cines Albéniz, ‘Le cercle rouge’, se relanza como más que guapo entre los guapos, mejor actor entre los actores a Alain Delon. Uno de sus nombres fetiche y que aquí se topa con un majestuoso Andre Bourvil con el que contendrá un desencuentro de pistoleros a lo ‘Dos hombres y un destino’.

Para el jueves 1 de noviembre, el Melville persona se abre en canal para exponer parte de su propia vida en la Resistencia francesa de la Segunda Guerra Mundial. Será el momento de ‘El ejército de las sombras’, en la que los códigos éticos, la moral y el conflicto entre el bien general y el individual chocarán en un final memorable. De los que se recuerdan como míticos en la historia del cine.

Con estas dos legendarias cintas y un documental de Benjamin Clavel titulado ‘In the mood for Melville’, el 24 Festival de Cine Francés de Málaga volverá a ser una referencia para los cinéfilos de sala de cine, los que no pueden dudar en no perderse a uno de los grandes cincuenta años después de que enseñara el camino a toda una generación de realizadores, que deslumbro al mundo.

No hay comentarios

Publicar un comentario